Fue en San Juan. La mujer debía entregar su casa como forma de pago de una deuda que mantiene con un abogado.


Finalmente Elisa Sánchez y su familia continuarán, al menos provisoriamente, viviendo en su casa del departamento Capital. La mujer, quien sufre de cáncer, fue noticia este miércoles al encadenarse en la vivienda para evitar que la desalojen. Aparentemente esto es lo que había ordenado la Justicia por una deuda de 60 mil pesos que la propietaria mantiene con un abogado sanjuanino de apellido Villalobo.

Ahora tanto la mujer como sus cuatro hijos y su hermano continuarán en su casa de calle Francisco de Miranda. Es que tras la repercusión que tuvo el caso, ahora la Justicia se desdijo y decidió frenar el desalojo. Según publicó este jueves San Juan8, se espera que se resuelva la situación y se determine si Sánchez podrá permanecer en la casa o la misma se pondrá a la venta.

El caso salió a la luz el miércoles en la mañana, cuando la mujer utilizó una cadena de bicicleta para atarse junto a la ventana de la vivienda. Acompañada de sus vecinos explicó que el abogado que justamente realizó la sucesión de la casa quería embargarla para cobrarse los honorarios que no había podido pagar. Esto fue confirmado incluso por el comisario Fernando Herrera, quien comentó que por decisión del juez Carlos Fernández Collado, del Quinto Juzgado Civil, el desalojo era “inminente”.

La mujer reconoció la deuda con el abogado pero denunció una estafa. Su abogada, de hecho, manifestó que hubo personas que “se burlaron de la ley, falsificaron documentos y lograron quedarse con la casa de manera ilícita”. “Es una maniobra ilegal que estos personajes hicieron para quedarse con una casa de una manera nefasta, nosotros hemos denunciado los hechos a la Justicia, porque a mi clienta la quieren desalojar por un acta que es falsa”, explicó la letrada Filomena Noriega.




Comentarios