Ocurrió en San Juan. El hombre, quien vive junto a sus hermanas y sus tres hijos, quedó "con lo puesto".


Un sanjuanino de 50 años perdió todo después de que su celular explotara y prendiera fuego la habitación donde vivía. El hecho ocurrió este lunes en una vivienda del barrio Neuquén, en la localidad de Rawson. Como consecuencia las llamas consumieron todas las pertenencias, desde ropa hasta las herramientas de trabajo, de Daniel Alfredo Ruíz, el damnificado.

El incendio se desató cuando el hombre estaba en la casa de un vecino, a donde se dirigió para arreglar otro aparato. Pero antes de irse dejó en el domicilio, donde viven también su hermana y sus tres hijos, un BlackBerry. “Cuando salí de la casa de mi vecino, veo que estaban los bomberos a mi casa, me voy corriendo y era que se estaba incendiando mi dormitorio“, contó Ruíz a Tiempo de San Juan.

El celular que provocó el incendio.

El celular había quedado en el piso de su habitación. Aparentemente el mismo explotó, generando chispas que llegaron a una colcha que estaba tendida sobre su cama. Esta teoría todavía no fue confirmada por los bomberos que trabajaron en el siniestro.

Lo cierto es que el hombre perdió absolutamente todo. El personal de bomberos, que llegó a los pocos minutos al lugar, pudo sofocar las llamas y evitar que el fuego se expandiera por el resto de la casa. “Me quedé con la ropa que tengo puesta, perdí todo: ropa, televisor, radio, cama, colchón, el mueble que tenía. Hasta mis elementos de trabajo, como la bordadora y la máquina de cortar el césped“, expresó Ruiz.

La habitación donde duerme y vive Ruíz quedó prácticamente hecha cenizas




Comentarios