Es José Guajardo quien vio cómo le daban una golpiza a su novia pero no hizo nada y la mataron. Ocurrió en San Juan.


Este martes llamaron a indagatoria a José Guajardo, el amante de Brenda Requena, la sanjuanina de 26 años que desapareció y fue hallada días más tarde,  calcinada, a metros de la casa quecompartía con su marido, Diego Álvarez. El juez citó a Guajardo porque la madre de la víctima lo denunció por omisión de ayuda. Es que consideran que el amante vio cómo Álvarez le pegaba a la joven y no hizo nada para evitarlo, ni dio aviso a la Policía.

Así lo confirmó Canal 13 de San Juan, desde el palacio de Tribunales local, donde Guajardo salió en silencio del Primer Juzgado Correccional, a cargo del juez Juan Pablo Ortega. El magistrado investigará a Guajardo por la figura 108 del Código Penal. Esto quiere decir que el amante de la víctima vio a la mujer en peligro y no dio aviso al a Policía de inmediato. El sujeto seguirá en libertad mientras dura el proceso en su contra. El padre del amante habló con la prensa y aseguró que su hijo “es una víctima más de un psicópata” y que se fue porque “estaba asustado de que lo mataran a él”

Paralelamente la Justicia investiga a Diego Álvarez, el esposo de Brenda y quien está indicado como el principal sospechoso de haberla matado a golpes y luego haberle prendido fuego para borrar todo tipo de prueba. El femicidio de Brenda todavía conmociona a la provincia por la brutalidad con la que fue cometido. Álvarez, montó un espectáculo para la prensa y los investigadores, en el que aseguraba que descubrió a su mujer con el amante y ella salió corriendo a campo traviesa en Albardón, una localidad rural de San Juan. Tras cinco días de búsqueda apareció el cuerpo de la joven y Álvarez quedó detenido, acusado del crimen.





Comentarios