El sujeto es un oficial de la Policía de San Juan y está detenido. La madre, en la mira de la Justicia.


Una causa penal por presuntos abusos sexuales contra una adolescente tiene como principal acusado y detenido a su padrastro, un oficial de la Policía de San Juan. También está imputada la madre de la menor de 16 años, quien está acusada de encubrimiento ya que habría presionado a su hija para que retirara la denuncia. La investigación la lleva adelante el Primer Juzgado de Instrucción.

De acuerdo a la publicación de Tiempo de San Juan, el sospechoso tiene 40 años (no se lo identifica por resguardo a la víctima) y prestaba servicio en la Seccional 16ta de Calingasta. Ahora está detenido en una seccional del departamento Chimbas, después de que su hijastra lo denunciara por el delito contra la integridad sexual.

El caso comenzó a investigarse en diciembre pasado después de que la joven le confesara a su novio los aberrantes episodios vividos a causa de su padrastro. De esto también tomó conocimiento la madre del chico, quien no dudó en denunciar el hecho en la Policía y luego en el Centro Anivi. Pero sorpresivamente todo fue desmentido por la adolescente en Cámara Gesell.

Sin embargo las autoridades dudaron de la versión de la chica porque se mostraba insegura y titubeaba. El juez Alberto Benito Ortiz continuó la investigación y con las capturas de mensajes de texto que presentó el novio, donde la joven hablaba de los abusos que sufría del policía, se la citó nuevamente a declarar. Finalmente en esa última entrevista confesó que su padrastro la sometía y venía de hace tiempo.

En medio de la investigación la madre trató de convencerla para que cambiara sus dichos, con el fin de salvar a su pareja, pero fue en vano. La mujer también quedó imputada por el presunto delito de encubrimiento, al querer torcer la voluntad de la chica para favorecer al presunto pervertido.

La situación procesal de ambos podría definirse en las próximas semanas.





Comentarios