Pedro y Bernardo se robaron todas las miradas en la jornada electoral. Sin obligación de hacerlo, decidieron ir a votar igual.


La postal de un hombre de 90 años y otro en silla de ruedas conmovió durante las primeras horas de las PASO en San Juan. A pesar de sus edades y discapacidades, Pedro y Bernardo se acercaron a un establecimiento educativo, donde también votó el gobernador Sergio Uñac, para cumplir con su deber como ciudadano. A estos admirables votantes se sumó una dama de 75 años, Doña María, protagonista de otro de los casos de superación que se visualizaron en la jornada electoral.

Las historias contadas por el diario Tiempo de San Juan reflejaron el compromiso de los sanjuaninos que, pese a que son mayores de 70 años y están exentos de la obligación de votar, igual se dirigieron a sus respectivas escuelas para elegir presidente y candidatos a diputados nacionales. Uno de ellos fue Pedro Valdeón (90), quien apenas camina y acaba de salir de estar internado, pero le pidió a su hija que lo lleve a votar a la escuela Antonino Aberastain. “Voto porque me gusta y es mi deber cívico“, contó, satisfecho, al salir del cuarto oscuro.

A la escuela Antonino Aberastain también llegó Bernardo Sosa, quien se acercó a primera hora de este domingo en silla de ruedas, acompañado de una hija. “Vengo porque hay que cumplir con el país. Mientras pueda, voy a votar”, contó el hombre de 73 años que agregó haber conocido a Joaquín Uñac, padre del actual gobernador.

Doña María es otra de las abuelas que concurrió a sufragar, pese a su dificultad a la hora de caminar. Al llegar, la mujer fue recibida nada menos que por Uñac, quien la saludó y felicitó por ejercer su derecho político de elegir nuevas autoridades.





Comentarios