Ocurrió en San Juan. La joven tiene 31 años y pelea por su vida en una cama del Hospital Rawson. El conductor escapó.


Érica Ahumada tiene 31 años y es mamá de cuatro pequeños. El lunes pasado, cuando salió de su casa a comprar en un negocio de Rawson, una localidad al Sur de San Juan, fue embestida por un automóvil. El conductor se dio a la fuga y ella, mientras tanto, pelea por su vida en el Hospital Guillermo Rawson, de la Capital sanjuanina.

Su padre, Ángel Ahumada, de 64 años, es quien la cuida en el nosocomio y pide desesperadamente que se haga justicia por su hija. “Quiero que dé la cara, que venga a mi casa -vivo en Boulevard Sarmiento al 416 este- y que hable conmigo. Solo quiero eso, que se arrepienta, que si tiene un poco de dolor venga y lo hable conmigo”, dijo Ángel al diario Tiempo de San Juan.

Érica, iba a un almacén cercano a su casa ese día, pero nunca llegó porque en el camino la atropellaron y, en lugar de asistirla, la dejaron tirada en la calle. La joven madre no sufrió fracturas, ni pérdida de conocimiento pero los médicos detectaron un coágulo en su cabeza, que la pone en peligro. “Los médicos le hicieron una tomografía y le salió un coagulo en su cabeza, ahora están esperando porque si sigue creciendo tendrá que ser operada”, detalló el preocupado padre.

Según el relato de los testigos un auto encandiló a Érica y la atropelló de frente para luego huir. La Policía, secuestró un plástico rojo del lugar del accidente pero aún no hay datos certeros del conductor que embistió a Érica. “Me comentaron unos parientes, que estaban en el lugar, que vieron a los policías agarrar un plástico de color rojo pero todavía no hay nada. Aparte no hay muchas cámaras que ayuden con alguna imagen, por eso pido que el que lo hizo aparezca”, dijo Ahumada al medio local. 





Comentarios