Aunque el cadáver hallado tenía la cadenita que la joven sanjuanina siempre llevaba, esperan la confirmación científica.


Los investigadores no tienen dudas que el cuerpo descuartizado e incinerado que encontraron la semana pasada en Albardón es el de Brenda Requena, la joven de 24 años que desapareció después de ser descubierta por su marido cuando estaba con su amante. El cadáver hallado entre escombros y huesos de animales tenía la cadenita y el dije de la de la Virgen de la Medalla Milagrosa que la chica siempre llevaba. Sin embargo falta la confirmación científica: esta semana se conocerán los resultados de ADN.

La prueba indicará en un 99.99% que se trata de la joven sanjuanina desaparecida. Los cotejos se realizaron con los perfiles genéticos de los hermanos y la madre de Brenda. Los mismos están analizándose fuera de la provincia por un problema técnico que hubo con los equipos con los que cuenta la Morgue Judicial de la Provincia, según publicó San Juan 8. Fuentes de caso no supieron precisar la demora, pero se espera que en los próximos días se tengan en mano el estudio genético de los tejidos encontrados en un descampado de El Villicum.

Diego Álvarez es el principal sospechoso de haber matado a su mujer, Brenda Requena.

Además se esperan los resultados de la autopsia para saber con certeza si Brenda fue descuartizada o el cuerpo se desprendió producto de la alta temperatura. Los forenses tienen la complicada tarea de establecer a ciencia cierta si la estrangularon, la acuchillaron o la mataron a tiros, explicaron. En un allanamiento que se realizó en la casa de Álvarez, quien es carnicero y cuatrero, secuestraron al menos cuatro cuchillos para peritarlos.

Esta semana también se dará el testimonio del marido de Brenda, Diego Álvarez, la última persona que la vio con vida y único sospechoso del asesinato de su esposa y madre de sus dos hijos. El hombre está detenido en la Central de Policía acusado de una lesión que le ocasionó al joven con el que estaba Brenda al momento de desaparecer. Se espera que cuando esté frente al juez, Martín Heredia Zaldo, se abstenga a declarar. De todos modos podría ser imputado de homicidio agravado por el vínculo, alevosía, ensañamiento y femicidio.




Comentarios