Las menores dejarán el hospital este mismo viernes. La Justicia de San Juan decidió que estén juntas con un familiar.


A 15 días del rapto y abuso de tres hermanitas en la provincia de San Juan, las menores dejarán este viernes el Hospital Guillermo Rawson. La nena de 9 y las mellizas de 6 años quedaron internadas después de estar cautivas en la casa de una expareja de su mamá y fueron contenidas por un equipo interdisciplinario de profesionales del nosocomio. Ahora, para preservar el vínculo, la Justicia decidió que permanezcan juntas en la vivienda del padre de una de ellas.

Las niñas están en situación de alta y el viernes saldrían del Hospital Rawson. Las nenas estarán juntas con el papá de la más grande, ya que ese familiar cumplió con el perfil que se buscaba“, confirmó Marcelo Bartolomé, director de Niñez, Adolescencia y Familia de San Juan.

Según explicó al funcionario a diario La Provincia, en las evaluaciones se tuvo en cuenta el perfil contenedor del familiar y las posibilidades de cumplir con el cuidado de las menores. Esto descarta por completo la posibilidad de que las niñas estén en un hogar de la Dirección, como se habló en un principio.

La medida es transitoria y en función de que transcurra el tiempo, haremos un seguimiento de como es el estado de las niñas. Al tratarse de una medida de carácter excepcional, por Ley son 90 días que estarán con el familiar elegido, prorrogable por otros 90 días“, aclaró Bartolomé.

Mario “El Chingolo” Ortiz está acusado del abuso sexual de tres hermanitas sanjuaninas.

El caso

El sábado 6 de julio una vecina llamó al 911 y denunció la desaparición de las tres nenas. Su mamá había contado que se las había entregado a Mario “Chingolo” Ortíz, una expareja, para que las cuidara en su ausencia. Sin embargo, la Policía intervino y comenzó el rastrillaje para dar con las menores. Al día siguiente aparecieron las tres y el hombre se dio a la fuga, aunque fue aprehendido a los días.

La declaración de una de las menores en Cámara Gesell fue contundente: la niña dijo que Ortíz, durante las horas en las que estuvieron cautivas, las obligó a practicarle sexo oral. El hombre este miércoles se abstuvo de declarar y fue enviado al Penal. Su mamá, Marta Pelayes, también quedó en el ojo de la tormenta por facilitar la entrega de sus hijas.





Comentarios