La joven sanjuanina habría escapado de su casa tras ser descubierta con su amante. La buscan hasta con la Policía.


En San Juan continúa la búsqueda de Brenda Verónica Requena Montaño, una mamá de 24 años que desapareció el jueves pasado después de ser sorprendida por su marido cuando estaba con su amante. Ya pasaron cinco días y no hay novedades sobre su paradero, pese a que la Policía doblegó los esfuerzos, amplió las zonas de rastrillajes y realizó varios allanamientos. Ahora la Justicia pidió peritar los teléfonos de la joven y su marido, Diego Álvarez, para poder avanzar con la investigación.

El secretario de Seguridad, Gustavo Fariña, confirmó que desde el Juzgado Correcional pidieron revisar los aparatos para saber si hay algo que pueda dar indicio de lo que sucedió ese día en el que, según Álvarez, encontró a su mujer con otro hombre. Además porque el marido, quien denunció ese día su desaparición, contó que el viernes siguiente recibió una llamada aunque no dio más detalles. “Teníamos el celular en calidad de depositario y ayer la justicia pidió peritarlo. Además hubo otro secuestro de celular y se estuvo peritando”, dijo Fariña en radio Sarmiento.

Tras la desaparición de Brenda se han registrado varias llamadas al 911 con personas anónimas que dicen creer haberla visto pero ninguna de estas pudo prosperar ni comprobarse la veracidad de las mismas. También se han revisado las cámaras en la terminal y en los puntos de ingreso y egreso a la provincia, pero no hay imágenes en las que aparezca la joven.

Los rastrillajes, que comenzaron en un principio en la zona de El Villicum, a donde habría escapado la mujer, se ampliaron. Además se realizaron allanamientos en la casa de una prima de Brenda y la casa del supuesto amante, pero con resultados negativos. Para la Policía la mujer está viva y escondida. 





Comentarios