Se trata de tres altos funcionarios de la Policía de San Juan. Como castigo recibieron 10 días de arresto.


Tres jefes de una comisaría sanjuanina fueron relevados y detenidos por ausentarse del trabajo durante toda una parte. Los uniformados implicados son el comisario inspector Sergio Quiroga, un comisario de apellido Herrera y un subcomisario de apellido Martínez, quienes pertenecen a la Comisaría Segunda de Concepción. Quien ordenó la dura sanción fue el Subjefe de Policía, comisario general Carlos Castillo, quien descubrió que los tres agentes habían faltado una misma tarde sin dar aviso.

Al parecer todo salió a la luz cuando el superior llamó a la dependencia y no encontró a ninguno de los responsables. Horas después volvió a comunicarse con la comisaría y los subalternos respondieron que no habían llegado. El accionar de los tres altos funcionarios generó malestar en la cúpula mayor y decidieron darles un escarmiento. Ni siquiera llamaron a la Subsecretaria de Control de Gestión, directamente resolvieron darle 10 días de arresto y relevarlos de sus puestos.

Mientras se investiga lo ocurrido, pusieron como jefes a la comisaria inspector Marisa Bustos y a un subcomisario de apellido Aballay.

Quien opinó al respecto fue el jefe de la Policía de San Juan, Luis Martínez: “Es una cuestión natural los controles. Es una cuestión natural que en la Policía y en esta clase de repartición públicas haya estos casos debido al régimen al cual estamos imbuidos. La persona o el ciudadano que en forma voluntaria ingresa a la Policía, debe estar consciente y prestar su conformidad para la reglamentación y someterse al régimen del cual esta policía está dirigida u ordenada”.






Comentarios