El caso ocurrió en San Juan. Desde los 5 años su padrastro la sometía sexualmente. 


La Justicia sanjuanina investiga el caso de una nena de 11 años que fue abusada, primero por su padrastro y después por su vecino. El acusado es un changarín de 39 años que estaba en pareja con la madre de la nena y vivía en la casa con ellas, publicó el diario Tiempo de San Juan. La menor, le tenía terror al sujeto y según consta en la investigación, la amenazaba con matarla a ella y a su mamá si decía a los vejámenes a los que la sometía. 

Los manoseos habrían comenzado cuando la nena tenía 5 años pero su mamá no lo sabía. Tal es así que recién se enteró de lo que ocurría con su pareja cuando, en agosto de 2018, la niña se cruzó a la casa de un vecino que la agarró y la manoseó. La situación fue traumática y la menor habló con su madre, que radicó la denuncia de inmediato. Ya en Cámara Gesell, todo salió a la luz y la víctima terminó confesando que, en realidad, el primero en violarla fue su padrastro. 

Los abusos se cometían cuando la mamá de la niña no estaba y ella le tenía mucho miedo a su padrastro porque golpeaba a su mamá, así que no decía nada. Además, el abusador es padre de dos hermanitos de la niña, que tuvo luego con su mamá. En Cámara Gesell, la menor sintió confianza y contó todo. El juez Martín Heredia Zaldo, procesó al padrastro por abuso sexual gravemente ultrajante, agravado por la situación de convivencia y lo mandó al Servicio Penitenciario Provincial. 






Comentarios