El caso es de San Juan. El sujeto violó a su hija biológica desde que ella tenía 12 años.  Hoy tiene 64 años.


Un albañil sanjuanino está procesado y muy complicado luego de que su hija, hoy de 36 años, se animara a contar los vejámenes a los que fue sometida durante toda su niñez. Ahora, el sujeto de 64 años, fue procesado y está cada vez más cerca de llegar a juicio y ser condenado. Así lo aseguró Diario de Cuyo, quien afirmó que el ADN fue fundamental para poder encarcelar al violador.

La víctima es su propia hija, quien contó que desde que tenía 12 años su papá la violaba amenazándola y diciéndole que él iba a enseñarle “cómo se hacen bien las cosas”. Para el afuera el violador se mostraba como una persona amigable, trabajadora y buen padre, pero para adentro sus hijos vivían un infierno. Producto de las violaciones la mujer tuvo dos hijos con su padre y un tercero que no llegó a nacer porque él casi la mata a golpes y le hizo perder el bebé.

Cuando se quedaba embarazada, la chica, decía que había sido un compañero de trabajo que no quería hacerse cargo de los niños. Recién cuando fue grande pudo irse de su casa, conoció a su marido y se animó a denunciar. Según el mismo diario local, el contacto con las mujeres de Amas de Casa del País, la ayudó a salir adelante y denunciar a su padre. El ADN a uno de los niños fue fundamental para probar que era hijo de su abuelo y le sirvió al juez Benito Ortiz, del Primer Juzgado de Instrucción, para procesarlo. El sujeto está preso desde marzo de 2019 y ahí seguirá por orden del juez Ortiz que lo procesó con prisión preventiva. Así, el albañil seguirá en el Servicio Penitenciario Provincial hasta que llegue el día de su juicio oral.






Comentarios