Emilce fue embestida por un policía cuando cruzaba a pie, junto a su esposo e hijo, una transitada calle de Caucete.


Sigue complicada la salud de Emilce Guzmán, la sanjuanina de 21 años que fue atropellada por un efectivo policial cuando salía de la iglesia junto a su pareja e hijo de casi dos años. La joven se llevó la peor parte: terminó con múltiples quebraduras y, lo más grave, perdió un embarazo de 8 meses de gestación. Según sus familiares, sigue internada en grave estado y los pronósticos no son muy alentadores.

“Está muy mal, nos dicen que sigue grave. Se despertó y la volvieron a sedar. Parece que no aguanta los dolores. Habló muy poco. No sabe nada de lo que le pasó. Todos estamos mal, lo único que queremos es que se recupere”, señaló su hermano, Santiago Guzmán, a Diario La Provincia.

El trágico accidente ocurrió este último sábado, cuando la familia intentaba cruzar la transitada calle Paula Albarracín de Sarmiento, en Caucete. El vehículo que los embistió era conducido por un cabo de la Policía, identificado como Alejandro Guzmán, de 27 años, quien se dirigía a prestar servicio y tras el siniestro quedó detenido, a disposición del juzgado correccional de turno.

Tanto los adultos como el menor fueron trasladados de urgencia al Hospital Rawson. El pequeño Benjamín sufrió una fractura de clavícula y otros golpes pero afortunadamente se encuentra fuera de peligro. Mientras que José Cuello (22), pareja de Emilce, mejora de las heridas que sufrió en la zona abdominal y de los raspones en su cabeza.

La familia contó que la joven mamá está en Terapia Intensiva de una clínica privada, tiene múltiples quebraduras y tuvieron que extirparle el aparato reproductor. Está sedada con respirador automático y en las próximas horas será intervenida quirúrgicamente para contener una hemorragia que se dio este miércoles. Su familia pide cadenas de oración por su recuperación.






Comentarios