Es la dramática historia de una sanjuanina que, además, tiene  uno de sus hijos con discapacidad.


La historia de Verónica Castro es lamentable y fue contada por los medios sanjuaninos esta semana. Se trata de una joven mamá de dos niños de 3 y 1 año que vive en la calle hace 9 meses. Según publicó el diario Tiempo de San Juan, la pesadilla de la mujer empezó en su propia vivienda con el papá de los chicos que la golpeba y maltrataba verbalmente. Verónica, tuvo que escapar de la casa con sus dos hijos en brazos y desde entonces está desamparada.

El mismo diario local, contó que la mujer vivió un tiempo en la casa de su madre pero luego se quedó sin esa ayuda y desde entonces está en la calle. Para colmo de males, su hija de 3 años padece hidrocefalia, epilepsia y displacía pulmonar. Los días fríos en las calles de la provincia de San Juan empeoraron su estado y pasó varios días internada en el Hospital Guillermo Rawson.

“El padre de mis hijos nos golpeaba, al comienzo las cosas estaban bien pero de a poco comenzó a destruirse el vínculo y empezó a golpearnos”, relató Verónica.

A la hija con discapacidad de Verónica la operaron de la cadera y ya le dieron el alta por lo que ahora la joven mamá, otra vez, no sabe a dónde irá a parar con sus hijos.

“Yo no sé qué nos va a pasar, ya llevamos 11 meses en la calle y no encontramos soluciones. Nadie me escucha. A veces siento que hubieran preferido que fuera una madre que abandona a sus hijos y no me hiciera cargo de la situación pero acá estoy. Yo por ellos voy a luchar hasta conseguir lo más que pueda por su bien”, concluyó entre lágrimas la joven mamá.  El padre de los niños, por su parte, tiene una medida perimetral por lo que no puede acercarse a la mujer, ni a los niños.






Comentarios