El hombre había sido condenado a perpetua por hacerle creer a su novia que su hijo se curaría tomando "agua bendita," resultando en un doble homicidio a causa del veneno que contenía el recipiente.


Luego de que la defensa del periodista y comunicador Gaspar Cinco, condenado por el asesinato de su pareja, Alejandra Párraga y el hijo de ella, Amir, presentar un recurso de casación, y este fuera rechazado por el Tribunal de Impugnación compuesto por los jueces Pablo Mariño y Rubén Arias Nallar, quedó firme la pena de cadena perpetua.

El hombre llegó a juicio acusado de haber planeado el asesinato por medio de veneno, del hijo de dos años de su novia, y fue condenado por el asesinato de ambos en mayo de 2018.

El caso

Cinco, periodista y licenciado en comunicación social, mantenía una relación sentimental con Alejandra Párraga, quien era madre de un niño de dos años llamado Amir. Según los testimonios aportados por distintos testigos, se estableció que el periodista consideraba al niño como un estorbo, por lo que intentó contratar a dos sicarios que llevaran a cabo la macabra tarea. Ni los sicarios quisieron involucrarse en tan cruel empresa, por lo que el hombre decidió hacerlo por sus propios medios.

El periodista Franco Rodrigo Gaspar Cinco. (Web)

Según trascendió, Gaspar Cinco habría intentado arrojar al niño al dique Cabra Corral, en la localidad salteña de Coronel Moldes, el 25 de mayo de 2017, iniciativa que habría sido frustrada, razón por la cual decidió hacerlo de forma más sutil.

El 5 de junio de ese año, Cinco aprovechó que el niño de dos años sufría un resfrío y entregó a Párraga una botella que supuestamente contenía agua bendita, con la excusa que si la tomaba, el niño se curaría del resfrío. La madre creyó el argumento, y le dio de beber el contenido de la botella al niño, probándolo ella también.

Alejandra Párraga y su hijo Amir. (Web)

Inmediatamente, el niño cayó desvanecido y llegó sin vida a una clínica privada, seguido por la madre, quien se desmayó y llegó al hospital San Bernardo, donde finalmente murió mientras era atendida por los médicos de guardia.

La autopsia determinó que tanto madre como hijo fallecieron a causa de ingesta de cianuro, y Cinco quedó involucrado en el doble homicidio cuando la policía secuestró la botella que le llevó a su novia y confirmó que contenía cianuro en lugar de agua bendita. Incluso localizaron el negocio donde el periodista había adquirido el veneno mortal. La propietaria del local lo identificó a Cinco como la persona que le compró el producto.






Comentarios