Los dueños del establecimiento alertaron sobre el violento hecho. La víctima no radicó la denuncia por temor, y el agresor quedó en libertad.


En la noche del lunes, un hombre de 35 de origen colombiano golpeó brutalmente a su pareja, una mujer salteña de 32, en el interior de un motel. Por la gravedad de las lesiones perpetradas por el violento en la cara de la mujer, esta debió ser trasladada al hospital San Bernardo en la ciudad de Salta de urgencia.

Antes de la medianoche del lunes, los dueños del motel escucharon los gritos de la victima, y entendiendo que se trataría de una situación de violencia de género, inmediatamente llamaron al 911.

Llegó al motel, ubicado en Rondeau y Zabala en la ciudad, un móvil del Grupo de Apoyo Policial de la Dirección de Seguridad Urbana, que tras identificarse ante la puerta de la habitación, ingresaron y encontraron a la mujer inconsciente y con el rostro desfigurado por los golpes.

(El Tribuno)

En la esquina de la misma habitación, arrinconado, se encontraba el agresor, quien fue detenido y puesto a disposición de la Fiscalía Penal de turno.

Según informó El Tribuno, ni la víctima ni el victimario habrían hablado sobre lo sucedido. La mujer de 32 años fue consultada sobre el violento hecho cuando recobró la conciencia y se recuperó del shock, pero se negó a hablar sobre lo ocurrido y prefirió no radicar la denuncia. Esto último es muy común en las mujeres que son víctimas de violencia de género, que por temor al agresor y la confusión que genera el enfermizo vínculo, no se animan a denunciarlos.

Al tratarse de un “delito de instancia privada” y no haber una denuncia, el personal policial actuó hasta donde pudo, y la Fiscalía dispuso que se le realice un acta simple al acusado y su posterior liberación.






Comentarios