La mujer de 32 años, nacida en Jujuy, fue condenada por numerosos hechos de estafa y hurto cometidos en Salta.


Una mujer de 32 años oriunda de Jujuy fue condenada a dos años de prisión por los delitos de hurto (2 hechos), estafas reiteradas (4 hechos) y estafa mediante el uso de tarjeta de crédito (22 hechos). Tenía una condena condicional previa, por lo cual se unificó en la pena única de 4 años de prisión efectiva.

Las víctimas del accionar de la mujer fueron tanto familiares, como conocidos, propietarios de hostales y hasta dos salones de belleza a los que concurría como clienta.

En uno de los hechos, la condenada fue a un salón de belleza situado en el centro de la capital salteña, donde robó de la cartera de la dueña la billetera con dinero y la tarjeta de crédito, con la que derrochó altas sumas de dinero en distintos locales comerciales.

En otro caso, bajo el pretexto de tener un familiar internado, se alojó en un hostal cercano a la Terminal de ómnibus. En este caso abandonó el hotel sin pagas la estadía, además de robar dinero y tarjetas de crédito de una de las empleadas del lugar.

La fiscal penal de la Unidad de Delitos Económicos Complejos, Mónica Poma, representó al Ministerio Público ante la Sala V del Tribunal de Juicio en la audiencia de debate donde, tras recibir la confesión de la mujer y la aceptación de los hechos que se le imputan, fue condenada a la pena de 2 años de prisión de cumplimiento efectivo y se revocó la condicionalidad de una pena anterior dictada por la Sala VI del Tribunal de Juicio, unificando ambas condenas en la pena única de 4 años de prisión de cumplimiento efectivo.






Comentarios