Un grupo de manifestantes rompió un vidrio de la puerta del recinto. Hubo forcejos y empleados lastimados.


La sesión de ayer del Concejo Deliberantecapitalino no terminó de la mejor manera. Luego de que los ediles aprobaran el Presupuesto Municipal para el 2019 hubo manifestaciones y disturbios, también empleados lastimados y hasta un vidrio roto en la puerta del recinto.

Mientras los ediles sesionaban, en el acceso al edificio se congregaron representantes de permisionarios de estacionamiento medido y vecinos que reclaman obras en barrios como Kolina y Constitución.

Otro grupo dijo representar a vecinos autoconvocados que se oponen a la colocación de antenas para celulares, tema que no fue incluido para tratamiento en la sesión de ayer.

Los concejales pararon la sesión al enterarse de que se rompió un vidrio de la puerta del acceso al edificio y que empleados de seguridad del Concejo sufrieron lesiones.

En este contexto, los ediles dijeron que las manifestaciones fueron arengadas desde el Concejo Deliberante y apuntaron contra Lihue Figuera, vice presidenta segunda del cuerpo. Al respecto, ella respondió que sólo salió a escuchar los reclamos de la gente que estaba en la puerta del recinto. 

Por su parte, el presidente Matías Cánepa pidió que no se responsabilice a nadie pero aclaró que se iniciará una investigación. 






Comentarios