Una niña corrió a comprar pan con su hermana, y se precipitó en el pozo de una obra mal señalizada.


Este lunes, una niña salió corriendo con su hermana a comprar pan, y cayó en un pozo de cuatro metros de profundidad y con agua hasta la mitad, según trascendió.

La hermanita habría corrido a su casa a advertir el hecho y su tío, con la ayuda de vecinos, logró rescatar a la pequeña con una soga. El joven, Alejandro López, logro atar la soga a la cintura de la niña y tirar hasta sacarla.

La pequeña fue llevada al hospital Papa Francisco, donde permaneció 12 horas en observación, con algunos golpes y razguños pero fuera de peligro.

Luego del accidente los vecinos comenzaron a responsabilizar a Vialidad Provincial y a Moncho Construcciones por la desidia de la obra cloacal sobre la Ruta Provincial 26. Sin embargo, Vialidad declaró que la obra pertenecía a Aguas del Norte, la empresa de agua potable, y esta a su vez, se desligó de la responsabilidad diciendo que la empresa constructora Moncho no había señalizado como corresponde.

A su vez, desde Moncho Construcciones dijeron que la obra estaba señalizada, pero que la gente vandaliza constantemente la señalética, y que “no dura ni dos días”. Según la constructora, habían tapado la alcantarilla y señalizado el pozo donde ocurrió el accidente.


En esta nota:

Otras Salta Sociedad




Comentarios