Los agentes intervenían en una pelea familiar cuando tuvieron que reducir al hombre, que sufría de epilepsia, y este murió asfixiado.


Seis policías fueron imputados por el delito de homicidio culposo por la muerte de Ramón Matías Zárate de 36 años. La fiscal penal 3 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, Verónica Simesen de Bielke imputó este miércoles a los efectivos policiales Andrés Orlando Aguirre, Jorge Luis Arias, Milton Jesús Rodolfo Ríos, Rolando David Acho y Ricardo Pablo Herrera.

El fatídico día, un hermano de Zárate llamó a la policía para denunciar un hecho de violencia familiar en una casa de Villa Primavera. Al llegar al lugar, los policías se toparon con Zárate, que era un hombre robusto, fuera de sí, que agredía a su hermano y a su madre.

Según testimonios, los policías trataron de tranquilizar a Zárate, pero ante la agresividad creciente, solicitaron autorización al hermano para reducirlo y pidieron refuerzos.

En la maniobra para reducir a Zárate, los efectivos lo colocaron en el piso sobre su abdomen. Y, mientras uno de los agentes se posó sobre su espalda, otros lo sostenían de piernas y brazos. Esto le provocó una sofocación por posición (compresión torácica combinada con la obstrucción de las vías aéreas) y luego la muerte.

La fiscal resalta que los acusados hicieron uso de la fuerza pública en clara violación a los reglamentos vigentes, ya que resultó excesiva, causando la muerte de la víctima. Los seis efectivos, tras conocer la acusación en su contra, decidieron abstenerse de declarar.




Comentarios