Pedro Pablo Pardo viajó a Córdoba pese a la prohibición de salir de Salta, aunque fue capturado a los pocos días.


Pedro Pablo Pardo, el joven imputado en el caso de asesinato de Gimena Sofia Bernasar, había huido a Córdoba pese a la prohibición de la justicia salteña a salir de la provincia, pero según confirmaron fuentes de la fiscalía a Vía Salta, su madre lo hizo regresar y lo entregó.

La fiscal Verónica Simesen de Bielke, luego de conocer que Pardo había viajado a Córdoba, había solicitado su rebeldía y detención. Pardo se trasladó a esa provincia junto a su madre pese a la expresa prohibición del juez de Impugnación Pablo Mariño de salir de la provincia sin autorización previa.

Tras la detención del imputado, se realizó una audiencia entre las partes y el juez Pastrana decidió que continúe detenido hasta que se conozcan los fundamentos de la libertad otorgada por el juez de Impugnación Pablo Mariño y a solicitud de la fiscal, se determine la necesidad de que sea sometido a un tratamiento por sus adicciones, ya que esa habría sido la razón por la que Pardo salió de la provincia.




Comentarios