El terrible hecho tuvo lugar el 20 de septiembre de 2018 en el hotel Mimo's. El imputado, Raúl Antonio Pérez, estaba obsesionado con la víctima.


El juicio contra Raúl Antonio Pérez, autor del femicidio de Jéssica González, tendrá lugar entre el 18 y el 25 de septiembre. Pérez asesinó a González el 20 de septiembre del 2018 en Mimo’s, un hotel alejamiento en la zona Sur de la ciudad de Salta.

María Luján Sodero Calvet, la fiscal penal 2 de la Unidad de Graves Atentados contra ls Personas, representará al Ministerio Público ante la Sala IV del Tribunal de Juicio. El delito del imputado es homicidio agravado por mediar violencia de género. El debate estará a cargo del juez Roberto Faustino Lezcano y contará con un tribunal colegiado.

Jéssica González era hija de la pastora de la Iglesia Evangélica, donde se sabe que conoció al imputado. Según testimonios se hicieron amigos, aunque él mostraba un interés que ella rechazó. Pérez tenía una denuncia por violencia de género realizada por su ex pareja, y se cree que la negativa de González a involucrarse en una relación sentimental, y celos enfermizos del individuo habrían desencadenado los hechos de locura que terminaron con la muerte de la mujer. La prima del imputado comentó que Pérez estaba obsesionado con la víctima.

Jessica Norma Gonzalez (Web)

Se sostiene la hipótesis de que Pérez interceptó a González en la parada de colectivo donde fue vista por última vez, haciéndola subir a su automóvil. La agresión contra la mujer habría empezado allí mismo, según muestra la evidencia en el automóvil y las mismas heridas infligidas.

Después de esto, ingresaron al motel en contra de la voluntad de la víctima a las 20:20, como acredita el registro del alojamiento. En la habitación, Pérez habría atacado a González hasta matarla, particularmente con heridas en la zona del pecho y el corazón. El acusado habría pasado horas con el cuerpo, durante las cuales intentó destruír los celulares de ambos y se autolesionó. Lo encontraron junto al cuerpo, gravemente herido.

Se sospecha que el imputado habría concretado un encuentro con la víctima para pedir disculpas por su accionar. Se citan en la presentacion numerosos testigos y evidencia de que la víctima no sostenía una situación sentimental con Pérez, sino que se trataba de una obsesión del acusado.

Femicidio Jéssica González. (Web)




Comentarios