Una junta médica especial analizó las discordancias entre los informes de la autopsia realizados por el CIF y un médico perito.


En el marco de la investigación que se lleva adelante por la muerte de Jorge David Farfán Vera, la fiscal Verónica Simesen de Bielke convocó oportunamente a una junta médica para que se analicen las discordancias que surgieron de los diferentes informes presentados. 

Por un lado está el estudio de autopsia efectuado por médicos del Servicio de Medicina Legal del CIF, quienes concluyeron que la causa de muerte de Farfán habría sido originada por edema agudo de pulmón asociado al consumo de drogas de abuso. También el informe presentado por el médico Marcos Cabezas como perito de parte, que concluyó que la muerte se produjo por traumatismo de cráneo, traumatismo cerrado de tórax y traumatismo cerrado de abdomen.

Al momento de la constitución de la junta médica, se presentaron el traumatólogo Miguel Matteo, sugerido por el Colegio de Médicos de la Provincia de Salta, la médica del Servicio Médico Forense del Poder Judicial, Ana María Vega y el médico Benito Mena en representación de la familia de Farfán Vera.

El informe concluye que el cuerpo de Jorge David “Guri” Farfán no presenta traumatismo cerrado de cráneo, tórax o de abdomen. De los estudios bioquímicos concluyen que existió presencia de tóxicos y alcohol en orina y coinciden en la necesidad de realizar la cuantificación de alcohol y tóxicos en la sangre del joven, la cual se encuentra preservada en el CIF de acuerdo a los protocolos existentes.

De los estudios histopatológicos se concluye que el occiso hizo un edema agudo de pulmón y necrosis del músculo cardíaco, compatible con infarto agudo de miocardio.





Comentarios