La madre de la menor de edad detectó un cambio de comportamiento de su hija y decidió indagar. Luego de conocer lo sucedido radicó la denuncia.


La denuncia fue radicada por la madre de la menor, quien relató que el profesor de Música del colegio secundario de Salta al que asistía su hija, Carlos Enrique Uriburu, le ofreció la oportunidad de que la adolescente de 15 años tomara, en su casa, clases particulares en forma gratuita como premio por su buen desempeño.

La mujer explica que ella la acompañaba pero que a veces se dificultaba por los horarios. Con el tiempo, el docente y su esposa se ganaron la confianza de la madre, logrando que la dejara en el domicilio con la promesa que luego la acercarían a su casa.

La madre explicó que empezó a notar cambios en la conducta de su hija, lo que le llamó la atención y decidió averiguar los motivos, es así que pidió ayuda a una hija mayor y pudo saber que la adolescente fue abusada en más de una oportunidad por Uriburu mientras le daba las lecciones particulares, y que luego la amenazaba para que no revelara lo que sucedía.

La víctima relató a su hermana que además de abusar de ella, el docente y su esposa pretendían comprar su silencio comprándole regalos frecuentemente y que la querían convencer de que se fuera a vivir con ellos.

Lo cierto es que el Carlos Enrique Uriburu será llevado a juicio por los delitos de abuso sexual con acceso carnal continuado, agravado por la guarda y por ser cometido por encargado de la educación en concurso real con el delito de corrupción de menores, con coacción y privación ilegítima de la libertad en perjuicio de una adolescente de 15 años que era su alumna.





Comentarios