Pedro Raúl Sánchez aprovechaba cuando la menor se quedaba a dormir en su casa para abusar de ella.


Pedro Raúl Sánchez fue condenado a seis años y seis meses de prisión efectiva por abusar de su sobrina de 14 años.

El hombre estaba imputado por los delitos de abuso sexual con acceso carnal agravado por la guarda y abuso sexual simple agravado por la guarda en concurso real.

El individuo aprovechaba cuando la niña se quedaba a dormir a su casa para tocarla, incluso la tenía amenazada para que no cuente nada de lo sucedido. Sin embargo, la menor pudo hablar. 

Fue un día que se negó a ir a dormir a la casa de su tía, pareja del acusado. Cuando su mamá indagó en los motivos, ella le contó que cuando se iba a cuidar a sus primos, su tío aprovechaba para abusar de ella. La mujer lo denunció y quedó detenido. 

El juez Ángel Amadeo Longarte lo condenó a la pena de seis años y seis meses de prisión efectiva y y en el mismo fallo, dispuso que se le extraiga material genético por parte del Servicio de Biología Molecular del Departamento Técnico del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF), previa asignación del Dato único de Identificación Genética (DUIG), para su incorporación en el Banco de Datos Genéticos.





Comentarios