Su expareja denunció que la amedrentraba con su arma reglamentaria. 


Una mujer denunció a su expareja, que se desempeña como policía en Rosario de la Frontera, por violencia de género. El fiscal Oscar López Ibarra lo detuvo y lo imputó. 

El hombre se llama Ramón Isidro Saravia, quien mantuvo una relación de dos años con la denunciante y una hija en común. 

La mujer dijo también que durante el tiempo que duró la relación, Saravia siempre fue violento y que la amenazaba con su arma reglamentaria y una picana para que no lo denunciara. Incluso llegó a encerrarla y decirle que iba a matarla. 

El último hecho ocurrió el pasado miércoles, cuando fue a la casa de la mujer, la golpeó en el rostro y se llevó estudios médicos de la niña. La víctima fue a buscarlo y a exigirle que le devuelva lo que se llevó y éste la empujó, provocando que cayera en la calle y se encerró en su domicilio.

Un transeúnte auxilió a la mujer y llamó al Sistema de Emergencias 911. Horas más tarde fue detenido e imputado.





Comentarios