La hermana de la víctima y su tía realizaron la denuncia debido a la madre minimizaba los hechos. Los abusos sucedieron en Rosario de la Frontera.


En enero de 2018, una adolescente oriunda de la localidad salteña de Rosario de la Frontera, confesó a su familia que era abusada sexualmente por la pareja de su madre, un pastor evangélico de 64 años, y que los abusos sucedian desde el año 2012.

La reacción de la madre fue una que, lamentablemente, sucede mucho en los casos de abuso donde está involucrada la pareja, y la mujer minimizó los hechos, obviando radicar la correspondiente denuncia.

Sin embargo, la hermana de la víctima decidió tomar cartas en el asunto, y a pesar de la inacción de su madre, radicó la denuncia por violación en contra del pastor abusador. La denuncia fue ratificada por la tía de la adolescente, quien corroboró lo que contó la menor sobre los abusos que se perpetraban desde 2012.

A raíz de la denuncia, Luis del Valle Palomino fue imputado y posteriormente, condenado, por el delito de abuso sexual con acceso carnal doblemente agravado por tratarse de un ministro de culto, y por la situación de convivencia preexistente en perjuicio de una menor, hija de su pareja.






Comentarios