El violento era adicto a sustancias prohibidas, y antes de ser trasladado, se descompuso y murió. Ocurrió en el barrio salteño El Rosedal.


En la madrugada de este viernes, primer día de invierno, un llamado al Sistema de Emergencias 911 alertó sobre la agresión de un hombre a su mujer. El violento estaba causando gran daño a la vivienda mientras intentaba ingresar, hasta que llegó la policía e intentó detenerlo.

El hombre opuso resistencia con piñas y patadas mientras los efectivos intentaban sujetarlo para evitar la agresión. Finalmente, los uniformados lograron detenerlo, pero mientras esperaba ser trasladado al Centro de Contraventores de Salta, el hombre comenzó a sentirse mal y sufrió una descompensación.

Pese a los esfuerzos de reanimarlo, el detenido murió mientras lo trasladaban al Centro de Salud de Villa Asunción.

La mujer del fallecido explicó que el hombre era adicto al alcohol y a sustancias estupefacientes, y que no era la primera vez que enloquecía e intentaba agredirla.

La gravedad de los hechos demandó la intervención de la Fiscalía de Graves Atentados contra las Personas, a cargo del fiscal Ramiro Ramos Ossorio, quien dispuso el traslado del cuerpo para efectuarle una autopsia y determinar la causa del repentino deceso.

Mientras tanto, la Policía pidió la elevación de los informes a Asuntos Internos, para determinar si hubo responsabilidad por parte de los efectivos que detuvieron al hombre fallecido.





Comentarios