El conductor del vehículo manejaba con 1,25 gramos de alcohol en sangre, e impactó contra una camioneta. No hubo heridos de gravedad.


Cerca de las 8.15 de este sábado, un automóvil Fiat que circulaba por la avenida Tavella, impactó contra una camioneta y terminó volcando a la altura del estadio Martearena.

Un conductor que atestiguó el accidente se comunicó inmediatamente con la Policía, y a los pocos minutos llegaron los efectivos junto a una ambulancia del Samec.

Tras la atención médica, se pudo comprobar que las dos personas que iban en el Fiat, un hombre y una mujer, no recibieron heridas de gravedad, solo golpes tras el impresionante vuelco del vehículo.

Luego se le realizó el test de alcoholemia al conductor, que arrojó 1,25 de alcohol en sangre, exponiendo su estado de ebriedad.

Según la Policía, el hombre no tenía los reflejos como para evitar el choque. “Fue un milagro que esto no haya terminado en tragedia,” expresaron desde la fuerza.






Comentarios