El hombre se llama Nicolás Benjamín Toro y la víctima lo denunció en 2015. 


Nicolás Benjamín Toro fue condenado a 12 años de prisión por abusar de la hija de su pareja durante 24 años

La víctima denunció los hechos en 2015. Contó que su pradastro había abusado de ella desde que tenía 8 años hasta los 32. El hombre fue detenido y llevado a juicio. 

La mujer reveló que tuvo varios intentos de suicidio y que el primero fue a los 8 años, luego de que Toro la manoseó por primera vez. También dio detalles terribles de sus padecimientos, que el ahora condenado la sometía a tocamiento en forma permanente, incluso, cuando dormía.

El juez Ramón Haddad lo condenó al cumplimiento de la pena de 12 años de prisión efectiva y en el mismo fallo dispuso que se proceda a la extracción de material genético del condenado por parte del Servicio de Biología Molecular del Departamento Técnico del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF).






Comentarios