Hasbullah Magomedov tiene 18 años y vive en Rusia donde hace lo que podría hacer cualquier adolescente: estudiar una carrera, tomar cerveza, conducir y levantar pesas. Sin embargo, donde va las miradas lo siguen por su rara condición: parece un niño de 5 años.

//Mirá también: El profesor de Florida que la rompe en TikTok y podría llegar a Hollywood

Y así es cómo logró hacerse viral en TikTok. Los videos haciendo actividades de adulto pero con su pequeño cuerpo conquistaron a todos los usuarios, ya que logró afrontar su trastorno genético a través del humor.

Hasbullah MagomedovFoto: Instagram

Hasbullah sufre de acondroplasia, una forma de enanismo provocada por un trastorno genético, que se puede presentar aunque los padres sean de estatura promedio. La consecuencia es un crecimiento reducido en comparación con otras personas.

En TikTok ha conseguido millones de visitas y en Twitter e Instagram suma más de 300 mil seguidores. Es que el joven de Majachkala, capital de Daguestán, ha utilizado su humor y su carisma en las redes llevando con naturalidad su enfermedad.

Además de tener cuerpo y cara de niño, Hasbullah tiene voz muy aguda a pesar de ya ser mayor de edad. Es por eso que todos sus fans se sorprenden al verlo tomando alcohol o conduciendo un auto. Y su risa se contagia a través de la pantalla, lo que provocó que conquiste Rusia y ahora comience a expandirse por el mundo.

Gracias a la reciente fama, el reconocido luchador de artes mixtas y campeón de la UFC Khabib Nurmagomedov lo contactó para simular una pelea con Abdu Rozik, un cantante de rap muy seguido que sufre una enfermedad similar.

Hasbullah MagomedovFoto: Instagram

//Mirá también: Quién es Bella Poarch, la joven que revoluciona TikTok con simples pero llamativos videos

A partir de esta cena convertida en pelea, otros artistas han reconocido su talento. Como el pintor John Charles, que lo retrató y aseguró que desde que vio a Hasbullah supo que lo debía pintar.

Hasbullah MagomedovFoto: Instagram

Sin embargo, a pesar de ya ser reconocido a nivel mundial, Magomedov asegura que los videos son solo un juego y que planea terminar sus estudios e instruirse en el Corán para convertirse en el futuro en un teólogo islámico de Daguestán y el Cáucaso, zonas de gran mayoría musulmana.