Reconocido por el Récord Guinness, el japonés Masazo Nonaka había nacido el 25 de julio de 1905.


Masazo Nonaka falleció a los 113 años mientras dormía en su domicilio de la localidad de Hokkaido, al norte de Japón. Este hombre había nacido a principios del siglo pasado, exactamente el 25 de julio de 1905.

Cuando tenía 112, el hombre fue reconocido con el Récord Guinness al hombre más longevo del mundo. “El logro del señor Nonaka es destacable, puede enseñarnos a todos una importante lección sobre el valor de la vida y cómo alargar los límites de a longevidad humana”, dijo en ese entonces Craig Clenday, el jefe de redacción de los Récords Guinness.

Masazo Nonaka con su certificado por ser el hombre más viejo del mundo cuando tenía 112 años. (AFP)

La vida de Nonaka era muy tranquila y pese a que utilizaba una silla de ruedas, sus familiares aseguran que a sus 113 años, todavía era independiente y realizaba sus trabajos de manera autónoma administrando el complejo termal junto a su familia.

El ciudadano japonés Masazo Nonaka con su familia. (AFP)

El japonés se casó en 1931 con Hatsuno, quien falleció en 1992, y tuvieron juntos cinco hijos: dos varones y tres mujeres. Tuvo siete hermanos y una hermana, quien aún vive y reside cerca de la ciudad donde falleció el hombre.

Japón es uno de los países con la tasa de longevidad más alta del mundo y se cree que el secreto está en la comida que carece de frituras y condimentos, aunque Nonaka era fanático de los dulces.

Nanoko era fanático de los dulces, aquí comiendo torta el día de su cumpleaños 112. (AFP)

“Estamos en estado de shock por la pérdida de una figura tan importante. Ayer estaba de buen humor, como siempre, y se fue imprevistamente, como si no quisiera causar algún fastidio a nuestra familia”, declaró Yuko, una de las nietas de Nonaka.

Actualmente, la persona con edad más avanzada que aún vive también es de Japón, se trata de Kane Tanaka, una mujer de 116 años.

Según el Récord Guinness, la persona que más años vivió hasta ahora, fue la francesa Jeanne Louise Calment, que murió en 1997 a los 122 años de edad. Sin embargo, el hombre más longevo, también fue un japones, Jiroemon Kimuro, que murió a los 116 años y 54 días en 2013.


En esta nota:

Otras Curiosidades



Comentarios