James se llevó una gran sorpresa cuando un curso de niños le cantó el feliz cumpleaños de una manera muy especial.


Un grupo de niños dicidió agasajar a un trabajador de la escuela de una manera muy especial.

James, un empleado sordomudo de la institución de Tennessee, Estados Unidos, cumplía 60 años. Y los alumnos decidieron hacerle el mejor regalo.

La emoción de James.

Con la instrucción de su maestra, los niños de 5 y 6 años aprendieron lengua de señas y le cantaron el feliz cumpleaños.

Mirá el tierno video:





Comentarios