Con este peculiar disfraz que ocultaba su identidad, el extraño recorrió una ciudad y dejó 50 televisores antiguos en las puertas de las casas.


Un hombre que llevaba un televisor antiguo en la cabeza sorprendió al recorrer n el barrio de Henrico en Hampshire, en Virginia, Estados Unidos, dejando teles viejas en las puertas de las casas. El suceso ocurrió en la madrugada pero salió a la luz gracias a que las cámaras de seguridad de algunas casas lograron registrarlo. Aún no se sabe si se trata de una acción artística o una broma, pero al ver los artefactos en la entrada de sus hogares muchos vecinos entraron en pánico y llamaron a la policía.

“Está comprometido con su oficio”, dijo en broma Jim Brooksbank, uno de los dueños de las casas visitadas por el hombre “cabeza de TV” en diálogo con WTVR-TV. Y remató: “Él quiere ser conocido como el TV Santa Claus. No lo sé”. El hombre recibió un viejo televisor de tubo de 13 pulgadas.

Después de analizar los videos filmados por diversas cámaras de seguridad, la policía local aseguró que se trató de una broma que no estuvo dirigida a nadie en particular.

“Pensé que mi hijo lo trajo a casa, pero aparentemente no. Tenían demasiado tiempo en sus manos si tenían todos estos televisores y los extendían por todo el vecindario”, dijo el propietario de la casa, Michael Kroll.

El hecho ocurrió el pasado domingo por la madrugada y los oficiales estuvieron hasta la tarde recorriendo el barrio y recogiendo la evidencia.

Pero no es la primera vez que ocurre un hecho similar. Lo mismo sucedió en agosto pasado en un barrio vecino de la misma ciudad.

“Es verano y la gente se está preparando para volver a la escuela. Quizás el hombre de la televisión estaba listo para atacar y poner un poco de humor en nuestras vidas”, concluyó Brooksbank.





Comentarios