Lo hizo por un supuesto mal rendimiento por parte de los trabajadores.


En la mañana del lunes se dio a conocer un video de una empresa China en la que el dueño castigó a sus empleados con una cruel decisión: comer pescado crudo y tomar sangre de pollo. El hecho se dio a conocer a través de un video que se viralizó en las redes sociales.

El hecho habría sucedido el domingo pasado, cuando 20 empleados se vieron totalmente disgustados por la decisión de su jefe.

En la grabación se puede ver cómo un hombre con un cubo amarillo reparte pescado vivo a cada uno de los trabajadores, que permanecen en fila y con las manos abiertas, mientras les grita que “los muerdan hasta que se rompan”.

Ante esto los empleados hacen un esfuerzo para comer el animal, y beber la sangre de pollo, lo que provoca arcadas en ellos.

Ante esto, y tras darse a conocer el video, el dueño de la empresa confirmó que se trató de un “incentivo” para que sus empleados trabajen mejor, ya que había habido un mal rendimiento en su labor. 

Por su parte, las autoridades abrieron una investigación relacionada con el caso porque, de acuerdo con la legislación vigente en China, está prohibido que los empleadores humillen o apliquen castigos físicos a sus trabajadores. Este tipo de castigos, que a veces consisten en beber agua del inodoro, comer cucarachas o recibir azotes, son bastante frecuentes en el país asiático. Fuente: AireDigital.





Comentarios