Según contó Radar Online, la estrella de Hollywood solo sale a la calle para acudir al médico y no logra superar el alcoholismo.


A diferencia de lo que muchos pueden pensar, el actor que interpretó al personaje “Chandler” en la emblemática serie Friends no disfruta de una vida de fama y éxito, sino de una realidad dura, sumida en adicciones que no puede superar y que lo han dejado en la más triste soledad.

Según reveló Radar Online, Matthew Perry vive en la habitación de un hotel de Nueva York y solo sale para bajar al bar a tomar sus tragos o para acudir al hospital cuando tiene cita con el médico.

Matthew Perry, el actor que interpretó a “Chandler” vive en soledad en un hotel (Foto: Archivo)

El actor está gastando sus millones en su hospedaje, que cuesta siete mil dólares la noche, y en alcohol.

En 2018, Perry sufrió una “perforación gastrointestinal” que lo mantuvo internado por un tiempo. Luego, cuando recibió el alta, decidió irse a vivir a un hotel de la Gran Manzana.

Según contó el portal de noticias, pese a haber estado en tratamiento para recuperarse de su adicción al alcohol, el actor sigue bebiendo y no le gusta ser molestado. “Se va a las áreas privadas del hotel, donde solo están permitidos los VIP y ordena algunos tragos fuertes”, reveló una fuente.

“Casi nadie lo reconoce porque es un desastre comparado con lo que la gente recuerda. Se mantiene reservado y difícilmente deja su habitación hasta después del anochecer, excepto por un cigarrillo o una cita en el hospital”, agregó.

Además, la fuente consultada contó que el actor se la pasa “escondido en su habitación. Cuando lo vi, parecía fuera de sí y enfermizo”.

Según trascendió, el actor compró un gran televisor, que hizo instalar en su habitación y no parece querer mudarse en lo inmediato.

El mismo portal indicó que recientemente Perry fue captado con un aspecto desaliñado y fumando cigarrillos antes de ingresar al hospital New York University Langone.

Según trascendió, la actriz Courtney Cox, su antigua compañera de elenco en Friends, se hospedó en el mismo hotel pero no se cruzaron. “Necesita ayuda. Esperamos que la obtenga”, dijo una fuente cercana, quien explicó que Perry no socializa con nadie.

Matthew Perry junto a Jennifer Aniston durante la época en la que ambos compartían elenco en “Friends” (Foto: Archivo)

Las adicciones de Perry comenzaron cuando estaba en lo más alto de la fama, durante el rodaje de la mítica serie. “Durante unos ocho meses estuve encantado de ser famoso. Hasta que me di cuenta de que la fama no iba a arreglar las cosas que no funcionaban. Creía que la popularidad me haría feliz, pero no fue así. Y me llevé una profunda decepción”, reconoció tiempo atrás en una entrevista.

Al consumo de alcohol se sumó una adicción a los analgésicos, que comenzó después de que sufriera un accidente practicando esquí, en 1997. Mientras los fans de la serie disfrutaban de las ocurrencias de Chandler, el actor, en su intimidad, consumía un litro de vodka y unas 30 pastillas de Vicodin al día.

Lo único que notaban quienes lo seguían era que subía y bajaba de peso constantemente, pero el actor jamás se ausentó de las grabaciones de Friends, es más, reveló que ese trabajo lo motivaba a levantarse todos los días.

Matthew Perry llegó a tener su propio muñeco de Lego pero no pudo continuar con su carrera artística como consecuencia de sus adicciones (Foto: Archivo)

“Soy una persona bastante reservada, pero estaba en un programa de televisión que veían 30 millones de personas. La gente lo sabía y era público lo que me estaba sucediendo”, reconoció hace tiempo en una entrevista en la que fue consultado por sus adicciones.

Si necesitás orientación sobre el tratamiento de adicciones, podés consultar al SEDRONAR en forma gratuita llamando al 141 o 0800-222-1133 las 24 horas / 4320-1211/ 1138 / 1181.





Comentarios