Tras una jornada agradable que permitió olvidar las bajas temperaturas de la semana, este domingo se mantiene el pronóstico de buen tiempo en Rosario. Sin embargo, anticipan que el frío volverá a golpear con fuerza este miércoles e incluso se esperan algunas lluvias aisladas.

La ciudad amaneció con algo más de 4 grados, humedad casi al tope y visibilidad reducida debido a bancos de niebla. Para la tarde se anuncia cielo parcialmente nublado, una máxima de 22 ° y viento desde el norte a una velocidad entre 13 y 22 kilómetros en la hora.

De acuerdo al Servicio Meteorológico Nacional (SMN), el lunes será una jornada bastante parecida, pero con el cielo más cubierto. Esto se debe a que a partir del martes aparecen bajan chances de precipitaciones en Rosario.

El pronóstico para el miércoles 25 de mayo no deja mucho margen para hacer actividades al aire libre. A la mañana pueden registrarse lluvias aisladas y la mínima coincide con la máxima de apenas 11 grados.

Después del feriado, es probable que vuelva a subir la temperatura en Rosario. Así como se anticipa ese aumento, también se prevé que tanto el viernes como el sábado sean días nublados casi de punta a punta.