La víctima presentaba un profundo corte en el cuello y en una de sus manos.


Los avances en la investigación por el crimen del dueño de una joyería de Mendoza al 900 este Jueves Santo arrojaron que el homicida sería una persona conocida por la víctima, el cual le provocó una muerte violenta.

El hecho se registró entre las 11.30 y las 12 según datos aportados por los vecinos. “El ingreso de la persona que podría haber sido la autora del hecho fue con un saludo amigable y media hora más tarde se retiró del comercio sin observarse de nuevo la presencia del joyero”, detalló el fiscal Adrián Spelta.

El joyero recibió un corte profundo en el cuello que habría acabado con su vida.

Respecto al hallazgo del cuerpo de Miguel Ángel Gómez explicó: “La hija vio el auto del padre en la cochera, le pareció raro y pidió un cerrajero para entrar al comercio y lo encontraron en el piso“.

Según los datos preliminares, el hombre “falleció de forma violenta“. La víctima presentaba un profundo corte en el cuello que se presume “fue la causa de la muerte”.

El joyero recibió un corte profundo en el cuello que habría acabado con su vida.

Si bien por el momento no se descartan hipótesis, perdió fuerza que se haya tratado de un intento de robo por que “no hay desorden en el negocio” y porque Gómez “no opuso resistencia, solo se observa un corte defensivo en la mano”.

El fiscal además añadió que “el comercio estaba abierto cuando ingresa esta persona” y se desconoce “si estaba esperando a alguien en particular”.





Comentarios