El hallazgo se produjo este mediodía en un comercio ubicado en Mendoza al 900.


En medio del dolor por el asesinato del taxista, otro hecho rompió la calma en pleno centro. El dueño de una joyería céntrica fue hallado muerto en su local.

El hallazgo se produjo cerca del mediodía en la joyería Nefertiti, ubicada en Mendoza al 900. Según consignó el fiscal Adrián Spelta, el hombre había asistido al local por la mañana y que luego su hija concurrió al lugar en horas del mediodía.

Cuando quiso ingresar al comercio no pudo y recién pudo hacerlo algunos minutos después por intermedio de un cerrajero. Allí, la mujer se encontró con su padre tendido en el suelo y sangre.

Según fuentes del Ministerio Público de la Acusación, se investiga si se trató de un homicidio o una muerte natural por descompensación. Las primeras informaciones indican que no habría signos de violencia, que no hay denuncia y tampoco se activó el botón de pánico que hay en el local.

El fiscal Spelta precisó que ordenó al Gabinete Criminalístico peritar las cámaras de seguridad de la zona y la toma de testimonios.





Comentarios