Los delincuentes regresaron el fin de semana después de que habilitaran la conexión gracias al aporte de vecinos.


La comunidad de una escuela especial ubicada en la zona sur de Rosario recibió un duro golpe este fin de semana, cuando comprobaron que les habían robado el nuevo tanque de agua que habían instalado el día anterior gracias al esfuerzo y la colaboración de los vecinos.

“No quiero pensar que esta es zona liberada, pero la policía no apareció en ningún momento”, se lamentó María Elena, directora del establecimiento ubicado sobre San Martín al 6600. Tanto ella como el resto de los docentes se llevaron la peor de las sorpresas cuando los habitantes del barrio les avisaron que la conexión reparada durante todo el sábado estaba abierta de nuevo y faltaba el depósito.

La conexión quedó abierta después de la huida de los ladrones.

La maestra que trabaja en la escuela Santa Clara confirmó que la instalación había quedado rehabilitada a las seis de la tarde después de dos robos ocurridos la semana pasada. Sin embargo, los vecinos empezaron a escuchar el agua que caía por el techo a las diez de la noche, por lo que presumen que “el tanque duró puesto tres o cuatro horas“.

En diálogo con Canal 3, la directora se lamentó porque los voluntarios que fueron a dar una mano “estuvieron trabajando todo el día ad honorem y asegurando” el depósito. En paralelo hicieron otros arreglos, pero concluyó en tono pesimista: “No nos dan respiro“.

“No sé si esto es una demostración de poder, pero queremos que piensen que acá hay chicos que vienen a aprender y hay mucho trabajo puesto”, expresó María Elena sobre lo ocurrido en inmediaciones de Las Flores Este.






Comentarios