Una llamada al 911 alertó a la Policía. Se secuestraron 10 máquinas.


La Policía irrumpió en un local de Cabín 9 donde funcionaba una sala de juego clandestino. Al momento del allanamiento había menores de edad en el interior del garito.

El procedimiento se realizó en El Jilguero al 300 tras un llamado al 911. La sala se encontraba con la puerta abierta y en su interior se contabilizaron 10 máquinas de juegos del azar que estaban siendo utilizadas por dos mujeres y tres menores de edad.

Además, estaban en el domicilio un hombre de 51 años, identificado como Rubén L., de 51 años, y la encargada, Lucía L., de 19.

La Fiscalía de Flagrancia en Turno ordenó el decomiso de los elementos pre4sentes en el local clandestino y se formó una causa penal.






Comentarios