"Me dijo que me llevaba al médico pero me dejó internada y se fue", se lamentó la anciana de 79 años que pudo recuperar su hogar pero no su dinero.


Una mujer internó a la fuerza en un geriátrico a su propia madre de 79 años, y aprovechó para gastarse todo el dinero de la anciana. No conforme con ello, intentó quedarse con su casa.

El terrible episodio ocurrió en San Lorenzo y tuvo como víctima a Ignacia Luisa Ramona Caccia de Viñas. “Mi hija me dijo que me veía flaca y que me tenía que ver el médico. Pero me dejó en el geriátrico y se fue”, contó “Nacha”, como le dicen sus conocidos.

En este instituto estuvo un mes y medio, sin que la dejaran salir pese a que ella se encontraba perfectamente lúcida. “Les decía todo el tiempo que quería irme a mi casa pero no me hacían caso”, se lamentó Nacha en diálogo con SL24.

Afortunadamente la Asociación de Usuarios y Consumidores de San Lorenzo, presidida por Marcelo Remondino, se enteró del caso y tras ponerse en contacto con otros familiares de la anciana, tomaron cartas en el asunto.

Un médico constató que Nacha estaba en perfectas condiciones para vivir sola en su casa y se avanzó con una presentación judicial con la que se logró sacar a la mujer del psiquiátrico. Al regresar a su hogar, debieron llamar a un cerrajero porque habían cambiado las cerraduras. Además su cuenta bancaria estaba vacía.

“No entiendo por qué mi hija me hizo esto, porque si necesitaba plata yo le daba”, dijo y agregó que le parece increíble haber recuperado su casa: “Ya me estaba dando por vencida. Por suerte pude volver y todos los vecinos me recibieron muy bien”, indicó.






Comentarios