La fábrica volverá a producir en el mes de abril con menos trabajadores.


La empresa Buyatti reabrirá la planta ubicada en Puerto General San Martín tras un año paralizada. Será operada por Vicentín pero con menos personal.

Desde hace semanas se realizan negociaciones para para trazar los lineamientos con los cuales volverá a funcionar la cerealera y finalmente este miércoles se firmó el acuerdo en el Ministerio de Trabajo.

La firma Vicentín operará la planta durante un lapso de seis meses a partir del 15 de abril. Sin embargo, fue condición de la empresa que los empleados renunciaran al cobro de adicionales incluidos en el convenio colectivo de trabajo vigente.

“Fue un año muy sacrificado, muy angustiante. Si bien no es el acuerdo óptimo que esperábamos, logramos achicar la diferencia salarial y tratar de cubrir los puestos de trabajo de los compañeros que tomaron el retiro voluntario”, afirmó Daniel Cerna, delegado aceitero de Buyatti.

Los problemas comenzaron cuando venció el contrato entre la firma y Molinos Cañuelas, por el cual esta última operaba en su predio. Por este motivo, a principio de marzo de 2018 fue licenciado casi todo su personal mientras la cerealera buscaba a un socio, un comprador o un interesado en arrendar la planta. El año pasado trabajaban en el lugar 125 personas pero el número se redujo a 85 en 2019.






Comentarios