Delincuentes saqueron el establecimiento en desuso y luego lo prendieron fuego. No se registraron heridos.


Una vieja casona de barrio Industrial que la láctea Cotar usa como depósito fue consumida por las llamas, desatadas intencionalmente en la madrugada de este miércoles.

El inmueble de Humberto Primo al 1200 es permanente objeto de asaltos de delincuentes de la zona, que alrededor de las 5 volvieron a irrumpir.

Pero esta vez, además de llevarse las pocas cosas que allí estaban guardadas, rociaron con nafta y prendieron fuego el lugar. Como allí hay muchos papeles y muebles, rápidamente las llamas se propagaron, causando severos daños.

El referente de la cooperativa láctea, Bernardo Arocena, aclaró que el inmueble está desocupado y nunca hay allí empleados, por lo que no se registraron heridos.

(Fotografía: Rosario 3)






Comentarios