Jueces salieron a responder las críticas de Lifschitz tras la absolución de los imputados por el crimen del “Pájaro” Cantero



Mencionaron que las declaraciones del gobernador "configuran verdaderas amenazas para la independencia de los poderes".

Luego de las valoraciones del gobernador Miguel Lifschitz, que en las últimas horas se expresó en contra del fallo del tribunal que decidió absolver por falta de pruebas a los tres sospechosos del crimen de Claudio “Pájaro” Cantero, el Colegio de Jueces en lo Penal de Rosario emitió un comunicado con duros términos para el mandatario santafesino.

Para los magistrados las declaraciones “resultan inapropiadas sin conocer los verdaderos fundamentos del fallo y en mayor medida mientras la sentencia está en proceso de elaboración, por lo que las mismas vulneran la prohibición de injerencia del Poder Ejecutivo en la actuación de los Tribunales de Justicia”.

Lifschitz salió a repudiar la determinación de la justicia pese a que por el momento no se conocieron los fundamentos de la sentencia que se leyó el miércoles y en la que se determinó la absolución de Luis Bassi, Facundo Muñoz y Milton Damario.

“Nos sorprendió, y creo que no solamente a mí, sino a toda la ciudadanía, que esperaba una condena ejemplar”, sostuvo Lifschitz, quien opinó que “había elementos” para juzgar a los acusados “y la fiscal del caso Cristina Herrera había trabajado mucho en los últimos meses para arrimar pruebas y fundamentar la acusación, y realmente nos sorprende”.

El gobernador se mostró esperanzado de que “la fiscal, como ya lo ha manifestado, apele. Y que haya una revisión de esta decisión, porque me parece que en estos casos los grises no sirven, hay que ser muy contundente y la Justicia tiene un rol fundamental”.

Los magistrados, por su parte mencionaron que “este tipo de expresiones, que además comprenden las alusiones al pronóstico futuro de la actuación de un tribunal de apelación, ni siquiera abocado al caso, configuran verdaderas amenazas para la independencia de los poderes, la imparcialidad del juzgador y las bases fundamentales de funcionamiento de un estado democrático, por lo que se rechazan por su improcedencia manifiesta”.

Los letrados plantearon enfáticamente que “las decisiones se toman en audiencias públicas y orales, debiéndose por ende, sujetar las críticas a las circunstancias concretas del juicio y no meras intuiciones o apreciaciones personales; con más razón cuando ellas son emitidas por las superiores autoridades de un poder distinto del judicial y obligado constitucionalmente a no inmiscuirse en su ejercicio”, El documento fue firmado por los jueces Carlos Alberto Carbone, Georgina Depetris, Gustavo Pérez de Urrechu y Luis Maria Caterina.

Otra entidad que se pronunció contra las delcaracioens de Lifschitz fue el Colegio de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial de la Provincia de Santa Fe (Delegación Zona Sur). Julio Kesuani, María Isabel Más Varela e Ismael Manfrín el pasado 29 de marzo.