El socialismo reclamó que se utilice la boleta única de papel en las elecciones legislativas nacionales



Destacaron las experiencias de Santa Fe y Córdoba como alternativa a la fallida implementación de la boleta única electrónica.  

La diputada nacional y presidenta del Bloque Socialista Alicia Ciciliani, solicitó el tratamiento urgente en el Congreso de la Nación de los proyectos para implementar la Boleta Única Papel (BUP) en los próximos comicios legislativos.

Creemos que hay consenso suficiente para llevar adelante este cambio que será trascendente para democratizar el voto y darle confiabilidad al sistema electoral. La Boleta Única Papel, además de tener un bajo costo, posibilita la igualdad entre todos los partidos políticos y les asegura a todos los ciudadanos que tendrán sus boletas en el cuarto oscuro”, consideró.

“La herramienta principal para garantizar el voto, y para que los comicios sean decentes, sin trampas, es el sistema de boleta única de papel. Vamos a exigir que de manera urgente el Congreso trate los proyectos para poder implementar el cambio en la próxima elección primaria de agosto y en las generales de octubre”, se comunicó a través de un comunicado del Interbloque Progresistas.

La diputada nacional Margarita Stolbizer  por su paret acusó al Gobierno de “vender espejitos de colores” porque “nunca impulsaron de verdad” la reforma política.

La líder del GEN subrayó que la reforma, que naufragó en la Cámara alta ante la oposición de los senadores peronistas, “les sirvió para hacer pactos en el Senado que terminaron frenando los acuerdos que se habían alcanzado”.

“El Gobierno tiene la responsabilidad de sostener los cambios necesarios para que la política recupere credibilidad y la democracia se base en garantizar todos los derechos a todas las personas”, subrayó Stolbizer.

El partido socialista, el GEN y Libres del Sur aseguraron que “el Poder Ejecutivo se encaprichó con el nuevo sistema de votación electrónica que, a juicio de la mayoría, ofrecía demasiadas vulnerabilidades“. Y reprocharon que el Gobierno “no aceptó entonces dar tratamiento a temas que habían sido planteados como las bases mínimas para avanzar en cambios necesarios: la adopción de la boleta única de papel y el cupo paritario para la conformación de las listas de candidatos”.

“Venimos de muchas elecciones que han quedado marcadas por la falta de equidad en la competencia, tanto durante las campañas como en el mismo acto eleccionario, cuando algunas personas no pueden votar por quien quieren por la falta de boletas en el cuarto oscuro y la imposibilidad de tenerlas en disposición en las mesas. Eso se resuelve fácilmente implementando el sistema de boleta única de papel”, se subrayó en el comunicado .