Ocurrió a la altura del kilómetro 47,5 de la traza vial.


Un hombre protagonizó un insólito episodio en la autopista a Santa Fe que contó de un robo, choques y una persecución policial que tuvo un trágico final.

Las autoridades tomaron conocimiento mediante un llamado telefónico que a la altura del acceso a la localidad de Capitán Bermúdez, un Volkswagen Bora, colisiona a gran velocidad a diferentes vehículos que se encontraban en la arteria.

Fueron afectados un Renault Fluence, un Chevrolet Onix y un camión con acoplado que volcó y derramó parte de su carga de cereal.

La persona responsable del caos vehicular fue identificada como Ezequiel Germán Giuliano, de 31 años, quien, además, bajo amenazas con un arma blanca sustrajo un Chery Tiggo que se encontraban en la zona.

En este vehículo se dio a la fuga en sentido norte. En el kilómetro 22 de la autopsia embistió las barreras del peaje continuando a toda velocidad la huida.

Robo, choques y muerte en la autopista a Santa Fe.

Además, colisionó con otros vehículos, un Chevrolet Corsa, una Renault Duster y un Peugeot 308 y en el kilómetro 47.5 fue interceptado por un móvil del Comando Radioeléctrico de Fray Luis Beltrán.

El conductor descendió del rodado y comenzó a correr para evitar ser atrapado, pero al verse acorralado se quitó la vida mediante varios cortes con el arma blanca que había utilizado para robar el auto.

Se dio intervención a la Fiscalía de San Lorenzo. Se solicitó al Gabinete Criminalístico de la Policía de Investigaciones (PDI) que realice el relevamiento de la zona del hecho y de las cámaras de seguridad, que lleve a cabo una pericia de planimetría y que tome de testimonios a los ocupantes de los vehículos colisionados.






Comentarios