Baleaban las casas y cuando sus moradores las abandonaban, las volvían a vender.


Este viernes fue detenido un hombre señalado como proveedor de armas y herramientas a una banda dedicada a la usurpación de viviendas.

Después de detener a Oscar García, acusado formalmente por ser jefe y organizador de una asociación que baleaba casas para que sus moradores las abandonaran y luego venderlas a título personal, se logró dar con Pablo M., de 36 años.

Detuvieron al sospechoso en Santiago al 4500.

Se cree que les preveía armamento ilegal, robaba y reducía autos y mantenía vínculos estrechos con organizaciones criminales. Se lo detuvo en Santiago al 4500 tenía en su poder dos revólveres 32 y 38 y una pistola 380 y 225 municiones de distinto calibre.

Detuvieron al sospechoso en Santiago al 4500.

Se incautaron 25 relojes, dinero en efectivo y dos inhibidores de señal, utilizados para desactivar las cerraduras de los automóviles. Además, se encontró una mochila con una barreta, una llave inglesa, dos destornilladores y un alicate cortafierro.






Comentarios