Vecinos detectaron una profunda rajadura en una pared y vallaron la zona por miedo a que caiga mampostería.


Una medianera a punto de desmoronarse en plena peatonal Córdoba, esquina Paraguay, generó preocupación en vecinos y transeúntes. Los propios ocupantes de un edificio vallaron la zona para evitar accidentes. Varias horas después, llegó la Guardia Urbana Municipal (GUM) y Defensa Civil.

Todo comenzó cuando vecinos notaron una importante rajadura en una pared y dieron aviso a la administradora. Ante la falta de respuestas del municipio, colocaron una cinta con la leyenda de “peligro” en la zona. También se notificó a los encargados de un bar que corrieron las mesas del lugar.

De acuerdo a uno de los ingenieros que analizó la pared, existe un potencial riesgo de que caiga un trozo de mampostería, por lo que ya hubo gestiones con una empresa de andamios para iniciar cuanto antes la reparación.

Una foto tomada por los vecinos alertó sobre la situación. Se la enviaron a la administradora del inmueble que tiene la rajadura en una de sus paredes y ella misma, después de pedir ayuda al municipio infructuosamente, compró cinta y cercó el lugar. La idea era impedir que los transeúntes pasen por el lugar que está justo debajo de la construcción en riesgo del derrumbe.

(Fotografía: La Capital)






Comentarios