El verano comenzó con números bajos respecto a la ocupación hotelera. Las campañas y los vuelos low cost no bastan.


El inicio de año es en picada para los hoteles y todos aquellos que viven del turismo. La la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica de Rosario (Aehgar) aseguraró que se está 13 puntos por debajo respecto a enero del 2018.

Sobre fin de año advertían desde la Terminal de Ómnibus la poca compra de pasajes para vacacionary ahora se conoció que la ciudad tampoco resulta un atractivo turístico como en año anteriores.

“Realmente los porcentajes son muy bajos y la diferencia bastante notoria. En algunos casos existe ocupación casi nula con lo que esto significa en el contexto de crisis y de carga tributaria“, indicó Ofelia Polito, gerenta de Aehgar.

Los números son contundentes: los hoteles de dos a cuatro estrellas están por debajo del 30 por ciento de ocupación, cuando el año anterior para esta fecha llegaba al 43 por ciento.

Por su parte, el director ejecutivo del Ente Turístico Rosario (Etur), Federico Stolar, le puso paños fríos a la situación y aseguró que se complica la situación “cuando hay mucha competencia nacional frente a la caída de los vuelos internacionales“.

“Esta temporada, la costa está con altos niveles de ocupación y se han sumado muchos aéreos de cabotaje incluso de la mano de las low cost. Los que antes eran destinos turísticos rezagados del país, hoy toman impulso”, explicó a La Capital.

“Enero y febrero no se destacan. Y este marzo tendremos un mes excepcional con el carnaval y los Juegos Suramericanos de Playa. Este verano será igual a los anteriores con un 50 por ciento de ocupación hotelera”, consideró Stolar.






Comentarios